Poetas Internacionales

Poesía, Poesía Estadounidense, Poesía Internacional

SEIS POEMAS DE EZRA POUND

Nace en Idaho, Estados Unidos, el 30 de Octubre de 1885 y muere en Venecia, Italia, el 1 de Noviembre de 1972. Poeta y crítico, y quizá la figura más vanagloriada de la «Lost Generation».

Fotografiado por Bettmann

Su fiel y devota relación con el fascismo de Mussuolini, su antisemitismo, su encarcelamiento en Pisa o su internamiento durante quince años en el manicomio de St. Elizabeth —después de que se le considerase loco y Hemingway abogara por él para que así se declarara ante el tribunal estadounidense y no ser condenado a la pena de muerte— poco nos importa ahora.

Su fascinación por las formas arcaicas y provenzales, lo llevó a reconocer las diversas métricas medievales para transfigurarlas a una aproximación conceptualmente moderna. Desde 1945 hasta salir del psiquiátrico experimentó una búsqueda estética hacia la corriente poética tanto china como japonesa. Pero, a pesar de dedicarse en cuerpo y alma a la elaboración de «Los Cantos», también resalta en su personalidad excéntrica cierto don crítico. Su expresión es posiblemente certera al decir: «No hagas caso de la crítica de quienes nunca hayan escrito una obra notable».

Es preciso que su obra hable por él mismo y no de lo que fue su carrera. Pues, al final terminó por relegarse a la desacreditación y a un profundo ostracismo por culpa de su reputación como antisemita. He aquí una breve muestra de sus escritos:

UN PACTO

Haré un pacto contigo, Walt Whitman—
Demasiado tiempo te he despreciado.
Ahora llego a ti como un niño ya crecido
que ha tenido un padre testarudo.
Estoy en edad para hacer nuevas amistades.
Fuiste tú quien cortó la nueva madera;
ha llegado el momento de tallarla.
Provenimos de una misma savia; de una misma raíz—
Que haya comercio entre nosotros.

(Lustra, 1917)

DOS EPITAFIOS

Fu I

Fu I amaba la alta nube y la colina;
ay, murió por el alcohol.
.

Li Po

Y Li Po también murió borracho;
trató de abrazar a la luna
en el Río Amarillo.

(Traducción: José Coronel Urtecho – Ernesto Cardenal)

HE TRATADO DE ESCRIBIR EL PARAÍSO…

He tratado de escribir el Paraíso. No te muevas
deja que hable el viento
ese es el Paraíso. Que los dioses perdonen lo que
he hecho.
Que aquellos a quienes amo intenten perdonar
lo que he hecho.

(Traducción: Luis López Nieves)

IN EXITUM CULUSDAM

En la partida de cierta persona.

“¡Los tiempos que corren son amargos” Oh, todo
eso está muy bien,

pero, ¿dónde está el viejo amigo que no haya decaído,
o negado su saludo cuando tú, antes que él,
conquistaste la fama?
Conozco tu círculo y puedo decir con justicia
lo que has conservado y lo que has dejado atrás:
conozco mi círculo y sé muy bien
cuántos rostros he olvidado.

(Traducción: Rafael Vargas)

A MADAME LULLIN

Te sorprenderá que un hombre de ochenta años
pueda seguir escribiéndote versos…

¡El pasto brota debajo de la nieve
los pájaros cantan hasta la última época del año!

Y Tibullus pudo decir de su muerte, en su latín:
“Delia, aún agonizando te miraría.”
Y Delia misma desvaneciéndose olvidando incluso su belleza.

(Traducción: Rafael Vargas)

LA BUHARDILLA

Ven, a piadémonos de aquello cuya situación es mejor
que la nuestra.
Ven, amiga mía, y recuerda
que los ricos tienen sirvientes y
no amigos,
y nosotros tenemos amigos y no sirvientes.
Ven, apiadémonos de los casados y de los solteros.

La madrugada entra de puntillas
como una dorada Pavlova,
y yo estoy cercano a mi deseo.
Ninguna cosa en la vida es mejor
que esta hora de clara frescura,
la hora en que despertamos
juntos.

(Traducción: Rafael Vargas)

Poesía, Poesía Nicaragüense

CONJURO PARA UN JOVEN QUE CONSIDERA INDIGNO VIVIR DESPUÉS DE TREINTA AÑOS - Francisco Ruíz Udiel

La primera vez que tuve contacto real con la poesía fue cuando me encontré con un dossier de poemas de la generación #2000, titulado: «Poetas, pequeños dioses». Libro compilado por Ulises Juárez Polanco y Francisco Ruíz Udiel a través de la editorial “Leteo”. Entre los textos más destacados se encontraban los de Víctor Ruíz, Alejandra Sequeira, Sergio Villanueva y Ulises Huete.
Sin embargo, poco puede decirse de la otredad de Francisco Ruíz Udiel y de Andrés, su «Alter ego».
Lo mejor sería acercarse a él a través de su poesía, y he de confesar que ningún texto me marcó tanto en vida como «Conjuro para un joven que considera indigno vivir después de treinta años» ya verán por qué.

CONJURO PARA UN JOVEN QUE CONSIDERA INDIGNO VIVIR DESPUÉS DE TREINTA AÑOS

Lo que nos detiene en este mundo
es una bandada de pájaros que nunca vuela.
No leas más. Aquí empieza el conjuro:
regresa a casa, enciérrate en tu cuarto por treinta
días
bajo el ímpetu de soportarlo todo,
arroja cal contra las paredes, también sobre tu
cuerpo
y por favor, no abras la puerta:
tu familia podría morir de espanto.

En esos días ni la poesía será capaz
de herirle la mano al viento,
de torturarle a golpes, no la invoques.
Durante ese tiempo enjuágate únicamente los ojos,
preferiblemente con agua y sal
para que la almidonada luz no te ciegue.

No se te ocurra bajo ningún pretexto abrir los ojos,
creerán que te has vuelto loco, no importa:
la locura, baladí mortal, devana a los más finos
espíritus.

Una vez que pasen los treinta días
regresa a este mismo punto,
vuelve a leer sólo las primeras líneas:
lo que nos detiene en este mundo
es una bandada de pájaros que nunca vuela, que
nunca vuela.
Detente ahí, nota como los rostros
que un día soñaste han desaparecido
o se aniquilaron cuando una mañana, sin querer,
dejaste de soñarlos.
Convencido entonces que la vida sufrirá de intentos,
grítale al primer transeúnte que pase,
agárralo del cuello, desvéndalo,
insúltalo hasta no aguantar más,
hasta que débil, tus piernas no puedan sostenerse,
luego maldice a todos los que te observan,
maldice éstas palabras, maldice también al autor
que algún día escribió esto.

Mírate y repite esta frase treinta veces:
¿Dónde está la bandada de pájaros que nunca vuela,
que nunca vuela?

Poesía

CARTA A LOS PODERES – Antonin Artaud

Adentrarse a Antonin Artaud es experimentar sensaciones inenarrables concebidas desde el interior de la naturaleza humana. Prodigioso poeta y teatrista desmitificador de la supuesta locura catalogada por psicoanalistas y psiquiatras de su momento.
El libro «Carta a los Poderes» publicado en 1925, propicia un tono contestatario a modo de denuncia dirigido a diversas instituciones estatales como las universidades, fabricadoras de espíritus o a los Asilos de locos, comparándolos con prisiones espantosas.

Carta a los Directores de los Asilos de Locos 1

Señores:
Las leyes y la costumbre les conceden el derecho de medir el espíritu. Esta jurisdicción soberana y temible, la ejercen con su entendimiento. Déjennos reír. La credulidad de los pueblos civilizados, de los científicos, de los gobernantes, adorna a la psiquiatría de vete a saber qué luces sobrenaturales. El juicio a su profesión está sentenciado de antemano. No pretendemos discutir aquí el valor de su ciencia ni la dudosa realidad de las enfermedades mentales. ¿Pero compaginan ustedes alguna tentativa noble para ponerse en contacto con el mundo cerebral donde viven tantos de sus prisioneros por cada cien patogenias pretenciosas donde se desata la confusión entre materia y espíritu, por cada cien clasificaciones de las que las más vagas siguen siendo las más útiles? ¿Para cuántos de ustedes el sueño de un demente precoz, las imágenes que le apresan, son algo más que una ensalada de palabras?

No nos asombra encontrarles inferiores para una tarea para la que hay pocos predestinados. Pero nos sublevamos contra el derecho atribuido a los hombres, limitados o no, de sancionar con el encarcelamiento perpetuo sus investigaciones en el campo del espíritu.

¡Y qué encarcelamiento! Se sabe -no lo bastante- que los asilos lejos de ser asilos, son prisiones espantosas donde los detenidos suministran mano de obra gratuita y cómoda, donde la crueldad es regla, y todos toleran esto. El asilo de alienados, bajo el manto de la ciencia y la justicia, es comparable al cuartel, a la prisión, al presidio.

No plantearemos aquí la cuestión de los internamientos arbitrarios, para evitarles la molestia de una salida fácil. Afirmamos que gran número de sus huéspedes, perfectamente locos según la definición oficial, están internados arbitrariamente. No admitimos que se obstaculice el libre desarrollo de un delirio, tan legítimo, tan lógico como cualquier otra sucesión de ideas o de actos humanos. La represión de las reacciones antisociales es tan quimérica como inaceptable. Todos los actos individuales son antisociales. Los locos son las víctimas individuales por excelencia de la dictadura social; en nombre de esta individualidad que es lo propio del hombre, exigimos que se libere a estos galeotes de la sensibilidad, pues además no es potestad de las leyes encerrar a todos los hombres que piensan y actúan.

Sin insistir en el carácter perfectamente genial de las manifestaciones de algunos locos, en la medida en que somos capaces de apreciarlas, afirmamos la legitimidad absoluta de su concepción de la realidad y de todos los actos que de ella se desprenden.

Recuérdenlo mañana por la mañana a la hora de la visita, cuando intenten sin léxico hablar con estos hombres sobre los que, reconózcanlo, no tienen más ventaja que la de la fuerza.

____________

1 «Lettre aux médecins-chefs des asiles de fous», La révolution surréaliste, 3, 15-4-1925, p. 29; traducción: Ángel Cagigas.

Poesía

5 poemas de Constantino Petrou Cavafis

Constantino Petrou Cavafis (Alejandría 1863 – Atenas 1933) tuvo una fama póstuma puesto que en vida prefirió el anonimato, sin embargo, esto podría ser el resultado de su carácter intimista. La poesía cavafiana posee un lenguaje lírico, preciso e históricamente referencial a su cultura. Evoca a la calle, las tabernas y al deseo carnal como figuras imperantes en sus textos esbozados de emociones experimentadas a lo largo de su vida y posiblemente escritos en secreto.

FUI

No me detuve, me entregué por completo y fui.
Fui a los placeres irreales,
forjados a medias por mi mente.
Estuve dentro de la iluminada noche.
Bebí vinos fuertes
en la forma que los hedonistas beben.

  1913

LEJOS

Quisiera relatar este recuerdo…
pero es tan distante como si no quedara nada.
Oscila a lo lejos en los años juveniles…
Piel hecha como de jazmín…
la noche de agosto… ¿era agosto?… la noche…

Apenas recuerdo los ojos:
eran, creo, azules…
… ¡Ah! sí, azules, azul zafiro…

1914

HEDONISMO

El gozo y la esencia de mi vida
es el recuerdo de las horas en que encontré
y retuve el placer como quise.
El gozo y la esencia de mi vida
fue así, para mí
que rehusé todo el sabor de los amores de rutina

                                                                            1917

COMPRENSIÓN

Qué claro veo ahora el sentido
de mi juventud, de mi vida sensual.
Qué falso arrepentimiento, qué inútil…
Pero no conocía su valor entonces.
Y en lo profundo de mi vida disoluta,
se formaron las intenciones de mi poesía,
los límites de mi arte aparecieron;
por eso ni los arrepentimientos fueron duraderos.
Y los deseos de contenerme, de cambiar,
nunca duraron más de dos semanas.

1918

PERMANECER

Debe haber sido la una o la una y media

En un rincón de la taberna, tras la división de  
    madera,
aparte de nosotros, nadie.
La lámpara apenas iluminaba.
El mesero dormía cerca de la puerta.

Estábamos tan excitados que nada nos importaba.
Nuestras ropas entreabiertas…  —no usábamos
   mucha
por el excesivo calor del mes de julio—

Goce de cuerpos semidesnudos,
contacto rápido de pieles,
visión de lo que ocurrió hace veintiséis años
y que ahora permanece en el poema.

1919

ÍTACA

Cuando emprendas el viaje hacia Ítaca,
ruega que tu camino sea largo
y rico en aventuras y descubrimientos.
No temas a lestrigones, a cíclopes o al fiero
    Poseidón;
no los encontrarás en tu camino
si mantienes en alto tu ideal,
si tu cuerpo y alma se conservan puros.
Nunca verás los lestrigones, los cíclopes o a
    Poseidón,
si de ti no provienen,
si tu alma no los imagina.

Ruega que tu camino sea largo,
que sean muchas las mañanas de verano,
cuando, con placer, llegues a puertos
que descubras por primera vez.
Ancla en mercados fenicios y compra cosas bellas:
madreperla, coral, ámbar, ébano
y voluptuosos perfumes de todas clases.
Compra todos los aromas sensuales que puedas;
ve a las ciudades egipcias y aprende de los sabios.

Siempre ten a Ítaca en tu mente;
llegar allí es tu meta; pero no apresures el viaje.
Es mejor que dure mucho,
mejor anclar cuando estés viejo.
Pleno con la experiencia del viaje
no esperes la riqueza de Ítaca.

Ítaca te ha dado un bello viaje.
Sin ella nunca lo hubieras emprendido;
pero no tiene más que ofrecerte,
 y si la encuentras pobre, Ítaca no te defraudó.

Con la sabiduría ganada, con tanta experiencia,
habrás comprendido lo que las ítacas significan.

1911

Traducción directa del griego: Cayetano Cantú

Cavafis murió el 29 de abril en Alejandría, Egipto a consecuencia de un cáncer de Laringe
Poesía

Ernesto Cardenal y yo – Roberto Bolaño

Los perros románticos es el tercer libro de poesía de Roberto Bolaño, publicado en 1994 por Kutxa Fundazioa, organizadora del premio literario Kutxa Ciudad de Irún. Los poemas publicados en tal edición datan desde 1977 hasta 1990.

Según varios críticos de renombre, como Pere Gimferrer, Bolaño escribió poesía narrativa, donde se pueden encontrar elementos de pasaje conversacional, descriptivo y de yuxtaposición como por ejemplo en el siguiente poema sobre el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal:

ERNESTO CARDENAL Y YO


Iba caminando, sudado y con el pelo pegado
en la cara
cuando vi a Ernesto Cardenal que venía
en dirección contraria
y a modo de saludo le dije:
Padre, en el Reino de los Cielos
que es el comunismo,
¿tienen un sitio los homosexuales?
Sí, dijo él.
¿Y los masturbadores impenitentes?
¿Los esclavos del sexo?
¿Los bromistas del sexo?
¿Los sadomasoquistas, las putas, los fanáticos
de los enemas,
los que ya no pueden más, los que de verdad
ya no pueden más?
Y Cardenal dijo sí.
Y yo levanté la vista
y las nubes parecían
sonrisas de gatos levemente rosadas
y los árboles que pespunteaban la colina
(la colina que hemos de subir)
agitaban las ramas.
Los árboles salvajes, como diciendo
algún día, más temprano que tarde, has de venir
a mis brazos gomosos, a mis brazos sarmentosos,
a mis brazos fríos. Una frialdad vegetal
que te erizará los pelos.

Uncategorized

«Pétalos de sal» de Madeline Mendieta

Madeline Mendieta (1972) Nicaragua

Liberoamérica

Pétalos de sal

Pétalos de sal (2018), de la escritora nicaragüense Madeline Mendieta, está dividido en 17 partes. Es una de las 5 obras que escogió el jurado de las 11 recibidas, en el marco del proyecto Parafernalia ediciones digitales: «Convocatoria ordinaria de proyectos culturales 2016», del Centro Cultural de España en Nicaragua y de la Cooperación Española. Esta edición convocó a poetas mujeres de la región centroamericana.

Madeline Mendieta estará participando en el «Festival Internacional de Poesía de los Confines 2019». También estará presente en la lectura que el centro cultural y bar Boca Loba está organizando para el día martes 23 de julio del presente. 

Aquí publico 31 haikus​ pertenecientes a las diferentes partes que componen el libro Pétalos de sal. Al final dejo el enlace para que puedan descargar el poemario completo.

Erotismo, nostalgia, amor y café, gatos sigilosos… amor y gatos…  esto hallarás en esta breve muestra. 

Ver la entrada original 509 palabras más

Uncategorized

Ecos VI

Mallory Road no era precisamente el paraíso de los jubilados, ni el destino de vacaciones familiares, ni siquiera era un lugar con gente joven. Toda la gente parecía tener más de 30 años y no se miraba un niño caminando ni se le escucha llorar porque simplemente no habían niños en Mallory.

AlphaEscribe

-¿Quién es Daniel Arkham?

Mallory Road no era precisamente el paraíso de los jubilados, ni el destino de vacaciones familiares, ni siquiera era un lugar con gente joven. Toda la gente parecía tener más de 30 años y no se miraba un niño caminando ni se le escucha llorar porque simplemente no habían niños en Mallory.

Últimamente el gobierno del país había mostrado gran interés en Mallory, aunque el interés se debía en gran parte por el nuevo modelo de disciplina que había propuesto la Mesa General del Orden, que dirigía a la derecha del gobierno; incluso se decía que el gobierno le debía el poder a la MGO la cual estaba compuesta por dirigentes poderosos y burgueses de todo el país, aunque gran parte de los miembros eran también científicos y médicos respetables de todo el país. Mallory no le interesaba a nadie más salvo al que había…

Ver la entrada original 483 palabras más

Uncategorized

Andrés Moreira: “Versos en la deriva nocturna” (poesía)

Poesía del momento, que se “desgarra en los silencios” de la historia, de un joven escritor nicaragüense.

La Zebra

Poesía del momento, que se “desgarra en los silencios” de la historia, de un joven escritor nicaragüense.

Andrés Moreira
La Zebra | # 50 |Febrero 1, 2020

Fernando

“Andrés
Tu piedra es mi esperanza”
Fernando Gordillo

Fernando,
mi piedra nunca fue esperanza de nadie.
Ha pasado casi medio siglo y ya ves,
Siempre lo mismo.
Pudo más el dólar que la sangre.
Toda la tierra, Fernando.
Desde Alaska hasta la Patagonia
desde esta esquina hasta las otras esquinas.
No tienen lágrimas para llorar ninguna patria.
Ya no hay piedras sino balas.
¡Dispará!
A casi medio siglo de distancia, el enemigo,
es el mismo:
nosotros.

Hoy, hijo mío…

“Mañana, hijo mío, todo será distinto…”
Edwin Castro

Hoy, hijo mío, nada es distinto.
La angustia sigue marchando
a paso firme sin encontrar fondo.
El campesino es decapitado, cercenado
y mutilado por quitarle la tierra suya.
Que es poca, pero ya no…

Ver la entrada original 507 palabras más

Uncategorized

Monumento a mi inquisición

“Lo cierto es que nunca quise
ni quiero soñarte perfecto.
Me gustan los templos en ruinas”.

Jorge Campos.

Los raros

Lo cierto es que nunca quise
ni quiero soñarte perfecto.
Me gustan los templos en ruinas,
las murallas agrietadas,
las criptas que nadie visita
y el lento desenfreno de las hierbas.
Te prefiero así, remoto y abstraído,
como la esperanza nocturna
que muere antes de tocar la luz.
Potro de mis torturas,
horquilla de mis miedos.
Te prefiero así,
invencible en el rodeo de bestia salvaje
huyendo de la soga que doma,
para luego despenarme fiero contra la puntilla
que de una estocada acorte
mi impostergable fin.

Jorge Campos

Septiembre 2019

Ver la entrada original

Uncategorized

covid-19 Nicaragua

Hola, les comparto:

Coronavirus Nicaragua

Es complicado objetivar esto, especialmente a un lector internacional, pero si resides en Nicaragua y tienes tu propio criterio sin importar lo que los medios opositores u oficialistas digan, nada de lo que aquí leas te sorprenderá. Solo bastó preparar mi consciencia para lograr escribir esto y quizás soy el único que pretende lanzar esta información para que ya no se quede entre las voces de la cúpula del gobierno sandinista cuyo fin es protegerse entre ellos mismos. Que quede claro el término “cúpula” en este texto, ya que cualquiera que se catalogue como sandinista y no esté al tanto de lo que a continuación leerá, es porque eres un simple pelmazo más que seguirán usando para mantener el status quo. Y si ya sabes la siguiente noticia, quizás ya le informaste a tu familia y amigos más cercanos, te felicito por eso, ya que así me llegó este comunicado.

Ver la entrada original 923 palabras más

Uncategorized

VISIONS – Víctor BenUri

Empty, empty spaces, marble steps inside yourself.
Everywhere I see unknown faces
with their laughing and crazy eyes.

One of them told me:
—No more confused than you and I over these visions.

Did you hear me?
Did you laugh in front of the mirror?
— Then everything was empty
and the sands were held to the air.

Have you learned with the rain?
Have you seen the lather of your mouth?

Confused, confused visions.

Happiness and the accurate wound.
Sometimes a blow in my mind wakes up my blood
and I come back with the sudden fury of a hungry young man.

Death seems to tell me: —¡Hello my dear!—
¡What the hell! I have to say her —¡Fuck you dear lady bones!—
Nobody else will call to my door.
Nobody else will walk by my side.
Nobody else will masticate my name.
An owl picture has been in my dreams.
Figure it out yourself when no one cannot embraces you.
At least you have your own strength to master the confusion.
Take a breath poor child,
pain will disappear like the mist in the night.